Hola a tod@s...!!!

Bienvenidos/as a Viajando por el Mundo que intenta ser un punto de encuentro de todos aquellos viajeros que, de manera anónima, recorren el mundo. Viajeros que no van a la televisión o a la radio a contar sus peripecias, viajaros a los que no se les subvencionan los viajes; en definitiva, gente que dentro de sus posibilidades realiza viajes mucho más meritorios. Por ello, este blog se abre a la participación de cualquier persona que desee compartir sus experiencias. Podéis comentar los viajes de los viajeros o me podéis enviar los vuestros aquí. (Si a alguien no le funciona este enlace que deje un comentario ya que he borrado mi dirección por motivo del spam)


Saludos!

viernes, 31 de agosto de 2007

CAMINO DE SANTIAGO ETAPA 2

FROMISTA - BURGO RANERO 75km

Empecé el día con ganas, eso no falta, pero cuando empecé a pedalear, Raúl 0 - Pájaras 2, si, si la pájara del día anterior todavía continuaba. Hasta Carrión de los Condes rodé como pude, a ritmo lento, sin disfrutar del paisaje ni disfrutar de nada. Por mi mente solo se me pasaba llegar a Sahagún (próximo pueblo grande) y coger el tren de regreso a casa. De camino paramos en Villalcazar de Sirga, pueblo que no pude disfrutar por lo cansado que estaba, pero aún y todo lo visité que en el recuerdo siempre queda lo bueno. En esta región, Tierra de Campos, tuvieron mucha influencia los caballeros templarios y la iglesia de este pueblo es de origen templario, dedicada a la Virgen Blanca. Destaca la portada principal en la cual aparece el rey Alfonso X El Sabio (que amplió Vitoria-Gasteiz por la ladera de la calle Zapatería) arrodillado ante la Virgen Blanca a la que dedico sus cantigas.

Llegamos a Carrión de los Condes, cada vez más cansado, donde paramos a desayunar un bocadillo de tortilla de patatas que poco a poco me fue dando algo de fuerzas. Yo cada vez más negativo, veía como mi amigo Rubio tenía que acabar el camino solo. Perdón, se me había olvidado presentarle, Rubio es un buen amigo de Vitoria-Gasteiz con el que realicé el camino y la verdad que se portó muy bien apoyándome en mis pájaras y dándome ánimos.
Después de Carrión hay unos 17km sin nada, donde intentaba sacar fuerzas de todos los sitios pero no podía, veía todo negro. Poco a poco empezaron a pasar muchas cosas por mi cabeza, pero una muy importante, no podía abandonar, no quería abandonar. Todo el mundo en Vitoria-Gasteiz menos cuatro personas contadas no daban un duro por nosotros, y empecé a escuchar todas esas cosas que había tenido que oír antes: si no vais a llegar, si eso es muy duro, si no vais a poder.... cada vez las fuerzas empezaban a salir, tenía que llegar por mi, por los que SI que habían confiado en mí y por lo que no lo habían hecho, para que vean que cuando me propongo algo, si de verdad quiero lo puedo conseguir. Empecé a ponerme de pie sobre la bici, a apretar los dientes y a tirar para adelante. Muchas cosas se me pasaban por la cabeza que me daban fuerzas para seguir adelante y acabar lo que había empezado, no me podía defraudar a mi mismo. Al final llegamos a Sahagún, almorzamos y visitamos la maravilla del mudéjar leonés, la iglesia de San Lorenzo de Sahagún.

De Sahagún, con ganas y solo un pensamiento en la cabeza: Santiago de Compostela empezamos a rodar a buena velocidad hasta un pueblo que me maravillo: el Burgo Ranero. Con todas sus casas de adobe en una calle principal y gentes amables conseguimos un albergue que por 10 euros teníamos una habitación para los dos con camas particulares!!! ¡¡¡¡Se acabaron los ronquidos!!!! y lo más importante pudimos descansar. En este pueblo conocimos a mucha gente que estaba haciendo el camino a pie, por lo que pasamos un muy buen rato dialogando con ellos. Para cenar un menú de peregrino, barato y contundente.

Este día acabe con las rodillas destrozadas y me tuve que poner hielo en las mismas. El andar en bici tiene fases, primero duelen las rodillas, luego los muslos en el tercer día y a partir del cuarto es cuando las piernas pueden con lo que les eches.

Este día tuve mucho para pensar y llegue a la conclusión más importante de este viaje, que cuando alguien quiere algo de verdad, si lucha por conseguirlo lo conseguirá. Cuando crees que no tienes fuerzas, cuando crees que no puedes más, siempre se pueden sacar fuerzas para seguir luchando.

Algunas veces, una sonrisa, un ánimo, una mirada te pueden dar fuerzas y ganas de seguir adelante. Las pequeñas cosas muchas veces son las más grandes.

16 comentarios:

nieve dijo...

Hola ra. Leyendo tu relato del viaje estoy disfrutando mucho. Las fotos son estupendas. En la primera etapa, es normal que solo pensaras en volverte a casa. Todavía no estabas metido en el camino. En la segunda etapa, creo que es cuando realmente has empezado a meterte en el camino. Los motivos pueden ser variados: lo que has comentado sobre la gente que te desanimó, en la que te animó... la clave fue pensar en santiago, pasar del pensamiento negativo al positivo y de ahí fue cuando las fuerzas empezaron a aflorar en tu interior. El cansancio y las ganas de abandonar son tipicas del inicio. El camino es duro, y muy probablemente no lo fue solo a nivel físico. Hay un dicho que dice que si no vives el camino, si no te metes realmente en él, el camino te echa, no puedes seguir haciendolo. Estoy deseando seguir leyendo el relato.

Un abrazo, ra

nieve dijo...

Sin duda el camino está atravesado por las energías de la Vía Láctea y las fuerzas electromagnéticas que emergen de la tierra, sumando a esta combinación la energía propia de cada uno de los peregrinos que desde tiempo inmemorial han dejado en él energías positivas y negativas, respetando la polaridad que nos permite sacar lo mejor y lo peor de nosotros mismos, teniendo el camino tanto de terrenal como de espiritual. Y, por sobre todas las cosas, el espíritu jacobeo, basado en las cualidades de Santiago, tan aplicables hoy como antaño, ya que nos hablan, de la acción y la esperanza.

Se aprende a vivir con lo imprescindible, tomando conciencia de que nos pasamos la vida creando necesidades superfluas impuestas por el consumismo y cuando no podemos acceder a ellas nos sentimos mal, nos crean conflictos que nos impiden disfrutar de lo que tenemos, sin recordar que no somos un cuerpo con espíritu, sino un espíritu al que se le dió un cuerpo para cumplir con su destino.

Frente a todas las situaciones difíciles que aparecen durante el camino, se comprueba que la voluntad es la que mueve el cuerpo, la que impulsa, la que genera movimiento, la que permite sortear todos los obstáculos, no solo del camino sino también de la vida, que nada somos sin voluntad y que todo lo que se nos ocurra podemos lograrlo dejando que ella actúe.

Un abrazo

Rosa dijo...

Realmente solo de leerte me canso, menos mal que aguantaste hasta llegar.
Perdona mi ignorancia ¿ que llamas pajaras??? ¿sera lo que otros llaman agujetas? yo no tengo ni idea recuerda que vengo del otro lado del mar. Saludos.

RA dijo...

Rosa, cuando digo pájaras me refiero a que llega un momento que tu cuerpo y músculos no responden y no puedes hacer más esfuerzo físico. Le suele pasar mucho a los ciclistas. Suelen bajarse de la bici y pedalear a un ritmo muy suave hasta que se pasa. Es como perder las fuerzas de agotamiento por un sobresfuerzo físico. Me paso 3 veces porque no estaba preparado.

Nieve, me alegro mucho de que te haya gustado mi relato. Son muy interesantes tus comentarios, y como comentas, el sufrimiento forma parte del camino y hay que tomarlo como parte de él. Muchas veces la voluntad de uno mismo puede hacer cosas que jamás podrías haberlas imaginado.
Muchas gracias por tus comentarios y reflexiones, de verdad.

Besos para las dos.

Ra

Javier Villegas dijo...

Hola amigo muy bacano lo del viaje, que bien que lo lograste hacer todo.

Pd: bueno respecto a lo de la ayuda para lo de la plantilla, aqui está el enlace donde le puse las plantillas a mis dos blogs

http://blogandweb.com/category/plantillas-blogger/

Yo descargué la versión en formato XML. Saludos

te descarga un archivo y te pregunta en que parte del pc lo deseas guardar.

Luego te metes a la estrutura del blog y te diriges a plantilla, edición de HTML

- después donde dice
Realizar copia de seguridad/Restaurar plantilla, abajo de esto dice:
Carga una plantilla desde un archivo de tu disco duro: y enseguida un rectangulo,luego del rectangulo le das click en el botón que dice examinar y te sale una ventana en la que te dirijes a buscar el archivo que anteriormente descargaste y cuando lo encuntres le das abrir, esa ventana se te cierra y luego la opción subir, y ya queda lista la plantilla.
Te pasas a mirar el blog y la plantilla ya debe quedar lista, espero te sirva la info, cualquier duda me la dices en mi blog. Saludos

Natalia dijo...

Ni había comenzado a leer y al ver la primera foto se me vino a la mente los templarios, cosa que confirmé al empezar a leer, jeje. Es impresionante esa construcción.
Vaya que son valientes, te aseguro que yo ni al kilómetro recorrido en bicicleta y me desarmo, jajaja. No me digas, esos dolores deben ser parecidos a como cuando uno empieza a ir al gimnasio, pero después se siente bien, jajaja. No sé en tu caso si esos dolores por andar en bici sean agradables =p
Justo estaba por decirte eso, si hubieras ejercitado un poco antes, algo así como un calentamiento, tal vez no hubieras sentido esas pájaras como tu dices (ya iba a preguntar que es, jajaja, pero como le aclaraste a Rosa).
Que estés bien.
Besos

mar dijo...

Pero estoy segura que valio la pena ¿verdad?
Solo hay que ver como lo describes, y esas fotos tan bonitas..
Gracias por hacernos participe de ese viaje.
Un besito.Mar

Alexis dijo...

gracias por estos paseos virtuales, a mi m encanta el senderismo y este es una travesía que siempre me ha llamado la atención...estos post los he disfrutado...gracias...

Nekane dijo...

Jajaja sabía yo que alguien no entendería lo de las "pájaras" es que por el norte sí hay mucha afición por el ciclismo, el Tour y demás (anda que no se hacen y han hecho apuestas...) pero en otros sitios...
Pregunta curiosona: ¿cuántos kilómetros os proponíais por jornada? ¿cuántos puertos? Jajaja
¡Venga que ya está superao, conseguido valientes!
¿Levantásteis los brazos al llegar a Santiago? :)
Mayores estragos y "pájaras buenas" Jajaja encontrarías te toparias en las fiestukis de Vitoria ¡Anda que no!
Besos

LA MARU dijo...

Alfonso X El Sabio, mucho le debe a este monarca mi idioma...Cuánta razón tienes Raul...muchas veces las limitaciones nos las ponemos nosotros mismos...nuestro propio miedo es el que nos frena...pero a veces es un miedo infundado y si lo superamos nos podemos sorprender de lo que nosotros mismo podemos lograr. Me estoy auto-convenciendo :-) Bicos

Crismar dijo...

Ufff!!! Ra te leo y parece que yo también estoy a punto de llegar a la meta.....

Pero es verdad un viaje siempre nos deja una eseñanza, más aún cuando se emprende el viaje tipo aventura... con constancia y sin importar los obstáculos se puede encontrar aquello que nos hemos trazado...

Saludos!!

mar dijo...

Me gusta descubrir nuevos mundos...por conseguirlo tienes un regalito por mi blog.
Un besito.Mar

RA dijo...

Javier, muchas gracias!

Natalia, la verdad que en el camino hay muchos edificios de origen templario, en alguna etapa más adelante tendrás algún castillo suyo.

Mar, gracias por el premio, ya te he contestado en tu blog. La verdad que si que mereció la pena.

Alexis, me alegro de que disfrutes con estos posts, aún queda lo mejor.

Esa Maru, pero que lista que eres, la verdad que no se como te lo montas pero me sorprendes gratamente. Muchas veces los problemas como tu dices somos nosotros mismos quien nos los ponemos.

Crismar, aún quedan etapas de sufrimiento... que acabaron en gloria.

Nekane, que ilusión tenerte de vuelta. Tus preguntas, al día hacíamos unos 70 - 85 kilometros si las etapas eran llanas. Si había puertos que solían ser uno al día pues entre 50 y 60. El camino fué más duro que las fiestas de vitoria y eso que fueron duras... jejejejejej

Muxus,
Ra

perfecta desconocida dijo...

Wuuauuuu :) Me cansé de solo leerte jajaja..pero por las imágenes valió la pena...son bellas y creo que tener a un compañero de viaje que te suba el ánimo cuando ya no puedes más...es ideal!!!

Cariños

Ahora sigo leyendo tus aventuras :)

Boston1955 dijo...

Hola Raul, he estado de vacaciones y lo que me he perdido. Pero voy a estar un buen ratiro leyendo tu blog.
Sólo con tus relatos y las fotos es como si viajase.
Un saludo.

RA dijo...

Hombre Boston, que alegría verte de nuevo. Espero que hayas pasado unas buenas vacaciones.

Besos,
Ra