Hola a tod@s...!!!

Bienvenidos/as a Viajando por el Mundo que intenta ser un punto de encuentro de todos aquellos viajeros que, de manera anónima, recorren el mundo. Viajeros que no van a la televisión o a la radio a contar sus peripecias, viajaros a los que no se les subvencionan los viajes; en definitiva, gente que dentro de sus posibilidades realiza viajes mucho más meritorios. Por ello, este blog se abre a la participación de cualquier persona que desee compartir sus experiencias. Podéis comentar los viajes de los viajeros o me podéis enviar los vuestros aquí. (Si a alguien no le funciona este enlace que deje un comentario ya que he borrado mi dirección por motivo del spam)


Saludos!

viernes, 9 de enero de 2009

BERLIN

Ciudad que no se debe dejar de visitar en la ruta de las grandes capitales Europeas. Me da pena, ya que me hubiese gustado vistarla con el muro de Berlín aún en pie, aunque por otro lado, su caída supuso un reencuentro para familias, amigos y ciudadanos de una ciudad que habían estado divididos por un muro ajeno a sus sentimientos, caída del comunismo y triunfo del capitalismo. Para comenzar la visita de esta ciudad siguiendo este hilo introductor, comenzaremos por el Checkpoint Charly, antiguo punto fronterizo entre el área soviética de la ciudad y la estadounidense, en Friedrichstraße.






Actualmente reconstruido, en este paso fronterizo estuvo a punto de comenzar la tercera guerra mundial, cuando los tanques de ambos ejércitos se encararon (sin llegar a disparar) debido a un intento de reducir los poderes de los occidentales en Berlín. En este curioso lugar se puede encontrar el Museo del Muro del Checkpoint Charly, donde se explica el porqué la ciudad estaba dividida en varias áreas (Soviética, Estadounidense, Francesa e Inglesa) y que labor ejercía el Muro que, tristemente o felizmente, es la imagen de la ciudad. Asimismo, te explican las estratagemas que los ciudadanos realizaban para pasar de un lado al otro del muro. Por último, en la tienda de este museo, como en otros muchos lugares, se pueden adquirir trozos de los muros que, falsos o verdaderos, quedan muy bien en mi habitación.




Berlín, a pesar de ser una gran capital Europea, no es una ciudad excesivamente cara, sino que es una ciudad abierta a los visitantes con una gran oferta de hoteles, restaurantes, bares, museos, discotecas... Uno de sus iconos es la puerta de Brandeburgo, símbolo de reunificación del país, aunque son otros mucho lugares los que me llamaron la atención, como la iglesia Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche. Este iglesia o mejor dicho su torre, es lo único que queda en pie del templo y aún se pueden ver los desperfectos de los bombardeos, ya que no se ha restaurando para recordar las consecuencias de la guerra.





Continuaremos esta visita por la ciudad moderna, lugares que a antaño estuvieron separados por el muro y hoy se encuentran llenos de rascacielos, tiendas de lujo, bares, restaurantes... Como por ejemplo Postdamer platz, donde actualmente conviven con restos del muro algunos rascacielos, tiendas, restaurantes y centros comerciales del nuevo Berlín. Otro lugar, curioso y no tan “capitalizado y occidentalizado” como Postdamer Platz, es Alexander Platz donde se puede encontrar la torre de la televisión de 368 metros de altura visible de casi todos los puntos de la ciudad. En este lugar se encontraba el antiguo gobierno comunista y, actualmente, aun quedan monumentos, avenidas y grandes edificios de estilo soviético que nos hacen imaginar como sería la ciudad al estilo de la película “Goodbye Lenin”.


Hablando de puntos de la guerra y reminiscencias de la época comunista he agotado mi relato, ya que por motivos de trabajo apenas pude disfrutar de esta maravillosa ciudad. El parlamento, museos, parques son la otra cara del Berlín cultural y cosmopolita, que espero visitar en otra ocasión para poder disfrutar así de esta capital tan cercana para el turista.




7 comentarios:

Maria Cristina dijo...

guau en fotos uno se queda perpleja con cada imagen, Ra estes donde estes un abrazo grandote y cuidateme mucho

*Bea!* dijo...

Txiki como no me voy a hacer seguidora de tu blog!! Si casi lo leo más que tú :P!!!

Sobre el artículo berlinés que has publicado... la verdad que Berlín es una de esas capitales europeas que aún no me ha despertado el gusanillo... Tendrás que contarme cosas más apasionantes para que me entren ganas de visitarla XD.

MUA!!

Javier dijo...

Pues tu relato mas tus fotos, muestran de Berlín una ciudad realmente muy atractiva. Las ciudades europeas aunque también con diversión las relaciono mas con cultura y arte por su exuberante arquitectura en museos y monumentos, además de famosos pintores.

Saludos amigo

Nati Wolf dijo...

Hola Ra! a los años que nos vemos, jeje. Espero que te encuentres bien, he estado perdida solo en uno de mis blogs, la universidad me absorve tiempo, pero bueno, ya estaré posteando mas en estas vacaciones.

Un enorme abrazo para ti

Los viajes de Gawi dijo...

Que gracioso eres con la tontuna de "me hubiera gustado visitarla con el muro"...pero si seguro que entonces eras un bb y te importaban tres pimientos los muros, y las cosas esas de las libertades.
Oye Ra parece que te hizo fresquito ¿no?, buen post por cierto.
Besitos

RA dijo...

Gawi, pues si que hizo frio, bastante.

Cuando cayó el muro tenía uso de razón y lo recuerdo.

En cuanto a las libertades, por una serie de motivos de diverso índole de mi tierra, políticos entre otros, las libertades siempre me han importado bastante, incluso desde bastante pequeño, de hecho las valoro mucho. De todas maneras en este blog no me gusta hablar de política, solo de turismo o ciertos hitos políticos que tengan mucha relación con un destino turístic.

Por supuesto que me hubiese gustado visitar la ciudad con el muro, al igual que me hubiese gustado visitar el lejano oeste con los vaqueros e indios o Australia cuando desembarcó el Capitán Cook. ;)

jucaralva dijo...

Todo un aperitivo para empezar a conocer Berlín. De una ciudad siempre es interesante conocer no sólo sus monumentos, sino intentar mirar más allá de ellos. Una introducción interesante que me gustaría, algún día, completar por mi mísmo.

Abrazos.