Hola a tod@s...!!!

Bienvenidos/as a Viajando por el Mundo que intenta ser un punto de encuentro de todos aquellos viajeros que, de manera anónima, recorren el mundo. Viajeros que no van a la televisión o a la radio a contar sus peripecias, viajaros a los que no se les subvencionan los viajes; en definitiva, gente que dentro de sus posibilidades realiza viajes mucho más meritorios. Por ello, este blog se abre a la participación de cualquier persona que desee compartir sus experiencias. Podéis comentar los viajes de los viajeros o me podéis enviar los vuestros aquí. (Si a alguien no le funciona este enlace que deje un comentario ya que he borrado mi dirección por motivo del spam)


Saludos!

martes, 31 de marzo de 2009

BERGAMO, PRECIOSA CIUDAD A LA SOMBRA DE MILAN


Bergamo se ha convertido el “aeropuerto de bajo coste de Milán” y base de operaciones de la compañía low cost Ryanair para el Norte de Italia. La gran mayoría de viajeros utilizan el aeródromo para dirigirse directamente a Milán (existen autobuses directos), sin ni siquiera preguntarse que se esconde bajo el nombre de Bergamo. No obstante, poco a poco, el aeropuerto esta captando viajeros que se quedan en la ciudad y como dicen, hasta los propios italianos están descubriendo esta bella urbe.



Lo más llamativo, o por lo menos lo que atrajo mi atención, fue la Citta Alta o Ciudad Alta, es decir, el casco histórico. Se encuentra situado sobre una gran montaña flanqueada por una tosca e impresionante muralla construida por los venecianos, quienes anexionaron este territorio a sus dominios tras conquistárselo a los milaneses.

Para acceder a la zona antigua lo más recomendable es utilizar el funicular de la Citta Alta (Viale Vittorio Emanuele II), con preciosas vistas de la ciudad baja durante la ascensión, aunque también se puede utilizar el autobús (línea 1 aeropuerto y 1A). Más información sobre el transporte de Bergamo - http://www.atb.bergamo.it/ -. Por cierto, la línea 1 aeropuerto, como su propio nombre indica, une el aeródromo con la estación central y la ciudad alta. Se puede adquirir un billete turístico que por 5€, te permite utilizar las principales líneas turísticas de autobús y los funiculares.



En la Citta Alta, una vez que te pierdes por sus sinuosas calles, siempre acabarás encontrando la Piazza Vecchia, una preciosa plaza medieval vigilada por el Campanone, antigua torre medieval que junto a otros torreones que aún se conservan, conforman la imagen de la ciudad vista desde la lejanía. Los vestigios de la época medieval y renacentista se pueden contemplar en casas, calles, plazas, etc., aunque el más bello exponente de ambos estilos se encuentra en la Piazza Duomo, la Iglesia Santa Maria la Maggiore. Esta iglesia de estilo románico lombardo, con elementos góticos, se funde con la capilla Colleoni, mandada construir por este rico hombre bergamesco, que ocupaba un puesto de poder en el ejercito Veneciano, en un bello estilo renacentista. Ambas construcciones se encuentran juntas, por lo que la mezcla de estilos románicos, góticos y renacentistas conforman un bello conjunto artístico.



Para pasar de la Piazza Duomo a la Piazza Vecchia, tan solo tendremos que atravesar los soportales del Palazzo de la Regione, un bello edificio gótico en el que podemos encontrar un añadido, posterior a su construcción, de un león, el León de San Marcos, símbolo de Venecia y vestigio de su dominación.



Si seguimos paseando por la Citta Alta, podremos visitar la Rocca, un castillo veneciano situado en lo más alto de la ciudad, desde donde se pueden admirar unas preciosas vistas de las torres de la ciudad, como ya he dicho antes, la postal de Bergamo.

Aún Bergamo tiene más museos y atractivos para visitar, como el museo de la ciudad, la Academia Carrara, la catedral barroca y un montón de restaurantes donde degustar la excelente gastronomía italiana.

Gastronomía que tuve el placer de degustar en los siguientes restaurantes; Pizzeria La Bella-Dona Napoli en la Via Taramelli 5-7-9, cerca de la estación central, donde hay una carta con más de 200 pizzas de todos los sabores y lugares. Para algo más formal y con más presupuesto, recomiendo la Pizzeria San Vigilio (www.ristorantepizzeriasanvigilio.it), en la Via San Vigilio 34. Para llegar a este restaurante hay que tomar el funicular de San Vigilio, junto en la parte opuesta de la zona antigua de donde nos deja el funicular que une la Citta Alta y la Citta Baja. Una vez se sale del funicular, hay que andar unos metros ya se puede confundir con el Ristoriante San Vigilio, junto frente a la salida de este peculiar medio de transporte. Bien merece la subida hasta este punto para disfrutar, al menos, de las vistas, aún mejores que desde la Citta Alta puesto que nos encontraremos a bastante más altura.

2 comentarios:

Sandra S. dijo...

Feliz de estar de vuelta por estos viajes que me dejan sin habla por la belleza de sus arquitecturas...luego leugo me pongo al día con tus post...beso amigo ra.

*Bea!* dijo...

Me quedo con la pizzeria San Vigilio y sus preciosas vistas!! Una cucada de sitio